El Knolling desde ya un par de años es una tendencia visual en el campo de la fotografía ecommerce y publicitaria. Este estilo de fotografía es una excelente manera para presentar los productos porque permite ver las dimensiones de los objetos jugando con los colores y las sensaciones que se quieren transmitir. 

Muchas empresas y marcas, sobre todo de moda, han apostado por este estilo creativo en webs y en redes sociales. Buscando en Pinterest e Instagram con el hashtag #knolling o #flatlay podrás encontrar una infinidad de imágenes realizadas con esta técnica en las cuentas de fashion bloggers, foodbloggers o grandes marcas como Gap y Sephora.

 

De que se trata? 

Es una fotografía cenital con varios productos organizados bajo un patrón común (color, temática, concepto) con una estética impecable. La idea de este tipo de fotografías es  mostrar una colección de objetos o contar una historia transmitiendo un estilo  y una personalidad.

Una curiosidad, para quien quiere saber más, el inventor del Knolling es Andrew Kromelow, empleado del taller del arquitecto Frank Gehry. Colaborando en la creación de una colección de sillas angulares para la firma Knoll Andrew Kromelow organizaba todas las piezas y las herramientas en el suelo para poder ver con una sola mirada lo que necesitaba para el montaje de la silla. Así nació el principio minimalista: todo lo que está en el bodegón es imprescindible, el resto sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *