Las fotografías publicitarias a diferencia de las fotografías de producto son imágenes enfocadas en tener un impacto visual, llamar la atención. Se utilizan para promover las marcas en redes sociales, webs, banners, revistas, stands,..

Bodegones, still-life, knolling, lookbook, gif, cinemagraphs, fotografías lifestyle las podríamos categorizar en fotografía publicitaria.

Para realizar este tipo de imágenes hay que tener en cuenta algunos aspectos antes de planificar una sesión fotográfica. A quien va dirigido el producto, como se define la marca y cuales son los valores que se quieren transmitir son algunas de las preguntas que nos tenemos que cuestionar. Con esta información podemos empezar la pre-producción del shooting.

Coleccionar imágenes inspiradoras en un tablero de pinterest y compartirlas con el equipo del proyecto es una manera eficaz de trasmitir conceptos y aportar ideas para planificar y componer nuestras fotografías publicitarias.

Una vez elegida la historia que queremos contar, el estilo de vida que queremos describir y las emociones que queremos despertar buscaremos la paleta de colores, materiales, objetos y modelos que necesitaremos para nuestras fotografías promocionales.

Por último, no hay que olvidar el formato final de nuestras imágenes (cuadrado, panoramico, gif), no es lo mismo componer una fotografía cuyo destino será redes sociales, banners o la home page de la web. Ten en cuenta desde el principio la composición de la imagen, peso del archivo o si va a ser impreso en alta resolución.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *